21.4.2016
Noticias

Por qué deberías incorporar avena a tu dieta

No hay dieta que se precie que no cuente con este magnífico cereal. La avena es la estrella de los programas de nutrición saludable pero, ¿qué hace a este cereal un aliado imprescindible en tu camino hacia el éxito? 

En los últimos tiempos la avena se ha convertido en el cereal más popular entre quienes se preocupan por su salud gracias a sus numerosas propiedades. No hay nada como empezar la mañana con la fuerza y energía necesarios para aguantar sin picar entre horas y en eso la avena ha demostrado ser muy eficaz.

Las múltiples propiedades de la avena han hecho de ella un alimento indispensable. Tradicionalmente utilizada más para la alimentación del ganado que la humana, sus propiedades la han alzado como uno de los cereales más saludables y recomendados.

La avena, como todos los cereales, es rica en hidratos de carbono complejos, es decir, de absorción lenta. La avena ayuda a mantener estable el nivel de azúcar en sangre a lo largo del día y esto garantiza que un buen desayuno rico en avena irá proporcionándote energía poco a poco durante toda la mañana, retrasando la aparición de la sensación de hambre. 

Está demostrado también que la avena mejora el rendimiento deportivo. Según diversos estudios científicos, este cereal acelera el metabolismo y mejora el desempeño durante el entrenamiento si se toma entre una hora o cuarenta y cinco minutos antes de comenzar un ejercicio de intensidad moderada.

Ingerido antes de tu entrenamiento, te asegura un aporte de energía estable que te permitirá mantener la intensidad durante toda tu rutina.

Pero no sólo se trata de no pasar hambre. La avena tiene además grandes beneficios sobre la salud que te ayudarán a sentirte bien y a mejorar tu calidad de vida.

Entre sus numerosos beneficios, este cereal ayuda a regular los niveles de colesterol gracias al betaglucano, un tipo de fibra soluble presente en la avena y otros cereales, y los antioxidantes que hay en ella reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, refuerza la respuesta del sistema inmunitario a las infecciones y ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre.

Diversos estudios han demostrado también que beneficia el sistema cardiovascular de las mujeres postmenopáusicas, por lo que estas podrán disfrutar del aporte energético extra sin que implique consumir más calorías.

Es rica también en varios minerales como el potasio, el magnesio, el calcio, el selenio, el manganeso, el hierro y el cobre, y es tan rica en fibra y proteínas que sus efectos en el tracto intestinal se notan en seguida.

Además, contiene abundantes antioxidantes y vitaminas B y E, que contribuyen a un mejor aspecto general de la piel y en el cabello.

Por si fuera poco, existen miles de formas de preparar la avena de manera que incorporarlo a tu dieta no sea un sacrificio diario. Al ser un cereal, puedes molerlo y usar la harina para todo tipo de masas, por ejemplo. 

Quizás comer copos de avena con un yogur blanco es aburrido pero, ¿qué tal gofres de avena? ¿O pan de avena? Ya va sonando mucho más apetecible. La versatilidad de este cereal hace que sea posible disfrutar de todos sus beneficios de la forma que mejor se adapte a la dieta de cada uno. ¿Añadir copos de avena a la ensalada? ¡Claro que sí!

Encontrar el equilibrio nutricional es muy importante para perder peso primero y para mantenernos en nuestro peso ideal una vez que hayamos conseguidos nuestros objetivos. Por ello, conocer y contar con aliados como la avena o la quinoa es fundamental. 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Línea
Personal
Tono
Trainer