1.3.2016
Noticias

Cómo sacar el máximo rendimiento a tu clase de Body Combat

Cardio para guerreros. Así podemos definir el body combat, una de las maneras más divertidas y efectivas para bajar de peso que se ha puesto de moda en los últimos años.  

Quemar calorías ha dejado de ser un trabajo arduo y pesado para convertirse en un emocionante reto personal a través de actividades diferentes y estimulantes que enganchan para volver otro día más al gimnasio.

Ya sabemos que una clase de body combat suele durar unos 55 minutos y se compone de 10 pistas de música moderna, cada una dedicada a trabajar un tipo de ejercicio particular. Desde el muay thai –un tipo de arte marcial originario de Tailandia– hasta el tai chi para estirar y relajar los músculos al terminar la clase, el body combat lo tiene todo. 

El body combat es más cañero que el body pump y aunque puedes empezar a practicarlo sea cual sea tu nivel de inicio, si acabas de reengancharte a la vida sana después de mucho tiempo sin hacer ejercicio quizás sea mejor que empieces por algo un poco más suave, como el body pump.

Los principiantes en body combat suelen asistir a dos clases a la semana, mientras que para alumnos medios y avanzados que quieren obtener un mayor rendimiento se les recomienda repetir la actividad hasta tres veces por semana. A partir de aquí, aumentar la frecuencia de las sesiones puede ser contraproducente para los resultados del ejercicio.

Uno de los encantos del body combat es que te permite ponerte en forma rápidamente y además te aporta una sensación de fuerza y confianza en ti mismo que pocos ejercicios igualan gracias a la incorporación de técnicas marciales. Aunque no son técnicas con aplicación práctica de defensa personal, sí están diseñadas para quemar un gran número de calorías en poco tiempo. 

Ahora bien. Ya hemos empezado hace un par de meses y tenemos dominada la técnica básica. ¿Cuál es el siguiente paso para exprimir al máximo los beneficios de esta actividad deportiva?

Algunas personas creen que una vez superada la fase inicial la única forma de seguir avanzando es incorporar y aumentar el peso de las cargas durante la sesión. Sin embargo, está comprobado que con un peso máximo de 2 kilogramos podemos obtener unos músculos sanos y definidos.

Si tu objetivo no es la musculación clásica, la solución no es aumentar peso sino subir el número de repeticiones. Un incremento del peso sólo conseguirá producir lesiones y sobrecarga, mientras que al aumentar las repeticiones estarás potenciando el trabajo cardiovascular, la resistencia muscular y pulmonar. 

Los ejercicios de body combat cambian cada tres meses para mantener siempre el dinamismo y la diversión al máximo, por lo que consulta con tu monitor de confianza en nuestro gimnasio la selección de ejercicios más complejos disponibles. Así pondrás a prueba tu coordinación y agilidad y te mantendrás siempre motivado para continuar avanzando en tu reto personal de fitness.

Manteniendo una buena rutina de entrenamiento tres veces por semana conseguirás un cuerpo esbelto y definido con la sensación extra de fuerza y energía que dan las artes marciales. 

Recuerda que este tipo de trabajo no sólo mejora el corazón sino también la densidad ósea, muy importante para prevenir y minimizar los efectos de posibles enfermedades en el futuro, especialmente en mujeres. Además, gracias a que fortalece la zona core y mejora la postura corporal, indirectamente permite un funcionamiento óptimo de los órganos internos del cuerpo pues alivia la presión corporal sobre ellos. 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Ritmo
Tono
Trainer