9.3.2016
Eventos

Cómo afrontar tu primera carrera de Cross

Eres un corredor experto y has conseguido bajar tu marca a mínimos que te parecían imposibles hace tan solo un año. Estás acostumbrado a salir por lo menos tres veces por semana y te mantienes en una forma física estupenda. Ha llegado la hora de un nuevo reto y qué mejor manera de hacerlo que disfrutando de una variedad de tu deporte favorito: el cross running. 

Sin embargo, aunque seas un corredor con mucha experiencia en asfalto y caminos necesitarás conocer un par de cosas antes de lanzarte a tu primera carrera de cross.

Parece un salto sencillo de una modalidad a otra de un mismo deporte, pero una mala preparación puede llevarte a sufrir una serie de incómodas lesiones y a retirarte durante el resto de la temporada con la pérdida de forma física que supone.

Incluso un corredor habitual puede sufrir las consecuencias de este cambio, debido fundamentalmente a las características del terreno. En asfalto o caminos la superficie es lisa y apenas presenta desniveles destacables. El tipo de suelo es duro y la forma de recibir el impacto requiere de un tipo de zapatilla capaz de absorberlo.

En cross las carreras se realizan campo a través. No sólo los desniveles pueden ser bastante fuertes sino que en el sendero suele haber piedras, hierba, arena y otros elementos que desestabilizan la pisada, como agua o barro.

Este tipo de terreno requerirá de una zapatilla preparada para adaptarse con facilidad y ser capaz de mantener la estabilidad de la pisada incluso en tierra mojada. 

Además del terreno, las carreras de cross difieren de las de carretera en que se realizan dando vueltas a un circuito cerrado, algo que puede resultar pesado para los corredores habituados a ir por libre.

Otro aspecto a tener en cuenta son los cambios de ritmo. Mientras que en carretera o vía verde el ritmo es más estable y continuo porque el terreno también lo es, en cross los grandes desniveles de bajada y subida por terreno abrupto hacen que tengas que adaptar el ritmo a las necesidades del terreno.

La equipación apropiada para estas carreras debe de ser ligera. En cross running menos es más. Los corredores habituados a este tipo de carrera suelen llevar pantalones cortos, camisetas de tirante o manga corta y gorra y gafas de sol. El gps y el cronómetro son también dos elementos que no debes olvidar en tu preparación.

Las distancias en las pruebas que se están desarrollando en Alicante suelen estar comprendidas entre los 5 y los 10 kilómetros y el camino está delimitado con balizas y señales para que los participantes sepan siempre por dónde seguir.

Adaptarse a una carrera de cross estando acostumbrado al asfalto no es difícil. aunque requiere cierta preparación. Apenas unos pequeños ajustes te permitirán disfrutar de las grandes ventajas de este deporte al aire libre, en un entorno sin contaminación y lejos de los ruidos de la ciudad.

El entrenamiento de fuerza previo es algo que debes considerar si quieres animarte con el cross. Unas piernas sólidas y fuertes te ayudarán a salvar con más destreza las particularidades del terreno y evitar torceduras y lesiones.

Si nunca has corrido campo a través te recomendamos que hagas algunas sesiones de entrenamiento previas antes de lanzarte a correr en alguna prueba oficial de cross. 

Aunque tu objetivo sea participar por diversión y seas un corredor con experiencia, será mejor para ti y para el resto de competidores que hayas probado el tipo de terreno y el tipo de prueba. Al fin y al cabo, no es lo mismo nadar en piscina que en mar abierto.

Categoría: 
Eventos
Etiquetas: 
Consejos
Tono
Trainer