18.1.2016
Noticias

5 tipos de baile para ponerte en forma

Una vez terminadas las fiestas, toca volver a la realidad y, con ella, a la rutina del gimnasio. Sin embargo, después de tres semanas de excesos puede hacerse algo cuesta arriba. Una buena forma de empezar a moverse de nuevo y no venirse abajo es recurrir a clases del baile para ponerte en forma.

Si cuando piensas en hacer ejercicio la idea de realizar complicadas rutinas cardiovasculares o pesadas sesiones de pesas basta para disuadirte, esta actividad divertida y ligera puede ser lo que necesitas para coger de nuevo tus zapatillas y sudar la camiseta.

Bailar es un ejercicio aeróbico perfecto para quemar las grasas acumuladas durante las comilonas navideñas. Y lo mejor es que te divertirás tantísimo practicando cualquiera de estos 5 tipos de baile que no necesitarás inventarte una excusa para no ir al gimnasio.

ZUMBA

Comenzamos con el estilo más popular de los últimos tiempo y al que ya le dedicamos una entrada completa hace unas semanas. Si lo tuyo es el baile latino que pega en las discotecas, esta clase es para ti. 

Estas clases de aeróbic a ritmo de reggeaton pueden ser una buena transición entre la barra del bar y la cinta de correr: por lo menos la música será prácticamente la misma.

DANZA DEL VIENTRE

Poner unos cuantos kilos nos hace sentir más pesados y torpes. Una buena forma de no permitir que esto haga mella en nuestro ánimo es practicar la famosa danza del vientre.

Este sensual y exótico baile refuerza la autoestima de quienes lo practican y, además, mejora la flexibilidad y la movilidad de los músculos abdominales y lumbares.

Aunque es un ejercicio suave, también se utiliza desde hace bastantes años para perder peso porque te mantiene en movimiento durante toda la sesión.

SALSA

Si además de empezar a moverte con el nuevo año quieres aprender una habilidad nueva, no pierdas la oportunidad de apuntarte a clases de salsa.

La salsa es un tipo de baile muy popular y accesible que te obliga a mover todo el cuerpo con ritmo, velocidad y coordinación de pies. La dificultad aumenta según se desarrollan tus habilidades, por lo que siempre tendrás el reto de mejorar y llegar al siguiente nivel.

BAILE DE SALÓN

Para quienes buscan un ritmo más tranquilo, elegante y clásico pero al mismo tiempo exigente, el baile de salón es la solución perfecta.

Puedes elegir entre la amplia variedad de bailes de salón para parejas (vals, paso doble, tango…). Parece fácil, pero requiere mucha concentración y esfuerzo llegar a dominar estas técnicas.

El baile de salón es la opción perfecta para mantener el cuerpo ágil y activo, especialmente para parejas mayores. Además, recordar los pasos te obligará también a mantener el cerebro despierto, a mejorar la coordinación y el equilibrio.

¿Te casas este año? Con el baile de salón matas dos pájaros de un tiro: ¡haces ejercicio y preparas el baile nupcial!

FLAMENCO

¿Cómo olvidarnos de uno de los bailes más emblemáticos de nuestro país? Prepárate para las ferias de primavera y ponte en forma al mismo tiempo.

Aunque no quemarás las mismas calorías que en una clase de aeróbic o zumba, bailar flamenco puede ser una buena forma de romper con la pereza y entrar en calor. Empezar a moverse es adictivo y si disfrutas con lo que estás haciendo poco a poco el cuerpo te va pidiendo más actividad.

Dentro del flamenco tienes varios palos donde elegir. Sevillanas, alegrías, fandangos de Huelva… Cada palo tiene su propio compás y su propia energía, así que puedes elegir el que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Una de las grandes ventajas del baile flamenco es su peculiar forma de trabajar los brazos, la coordinación y la expresión corporal, que supondrán un desafío mucho mayor que en otros tipos de danza aquí señalados.

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Línea
Trainer