5.12.2017
Noticias

Cinco actividades físicas para empezar una rutina de deporte anual saludable

Cinco actividades físicas para empezar una rutina de deporte anual saludable

Comenzar el año 2018 marcándose un rutina saludable es la mejor manera de abordar este nuevo ciclo.

Un argumento muy habitual por quienes no practican ningún deporte es poner como excusa el exceso de trabajo. En cambio, se ha demostrado que hacer ejercicio con regularidad favorece, entre otras cosas, el rendimiento profesional. La prácticas de actividades físicas contribuye así a reducir el estrés mental, elimina la sensación de fatiga, disminuye la ansiedad y hace que nos encontremos más en guardia. Además, el propio ejercicio realizado de forma regular puede aumentar tu fuerza de voluntad.

Otra cosa que quizá muchos no sepan es que entrenando 4 veces por semana con 1 hora al día ocupamos tan sólo el 2.4% de todo nuestro tiempo. Esto significa que con muy poca inversión se pueden lograr grandes cambios beneficiosos para tu salud y la calidad de vida.

Para comenzar, será importante marcarse unas rutinas que deberán ir de menos a más, dependiendo de los objetivos marcados. Así, iremos incorporando poco a poco el hábito del ejercicio en nuestra vida diaria para lograr un equilibro saludable. Os proponemos cinco actividades física de gran ayuda para empezar el año con rutinas físicas saludables, siempre dependiendo de las metas que quieras lograr.

  • El running ofrece grandes beneficios para nuestro cuerpo de sobra conocidos. Correr mejora el rendimiento atlético, disminuye el estrés, ayuda al control del peso o fortalece huesos y articulaciones. Mientras que por otro lado, genera hormonas de la felicidad y nos ayuda a mantenernos jóvenes por más tiempo. Pero además, recientemente se han añadido nuevas ventajas que te sorprenderán. Nueve beneficios del running que quizá no conozcas.
  • Con el ciclo indoor se trabajan las piernas y los glúteos, pero también involucra otros músculos secundarios, o con menos esfuerzo, los del tren superior. Supone un alto gasto calórico, lo que mejora la metabolización de las grasas. También genera una disminución de la frecuencia cardíaca en reposo y mejora de la circulación de la sangre. Y como todos los deportes, genera una mayor sensación de bienestar. Pero sobre todo, es divertido, solo necesitas  una sala de fitness, música, un monitor para motivarte y muchas ganas de dar pedaladas.
  • La natación igualmente  es una actividad muy recomendable para todo el año y es una de las más completas, ya que se trabajan múltiples músculos, tanto en el tren inferior como en el tren superior del cuerpo. Se queman grasas, se tonifica músculos, y ayuda a prevenir la flacidez. También, se obtienen buenos resultados, en poco tiempo, a nivel cardiovascular.
  • Levantar pesas es recomendable tanto para hombres como para mujeres, y supone muchos beneficios a nuestra salud. Es una buena manera de trabajar y tonificar todos los grupos musculares, incrementa el gasto calórico, mejora la circulación sanguínea o reduce el colesterol, entre otros beneficios. 
  • Y por último, participar de clases colectivas. Las clases colectivas, también pueden ser nuestras aliadas a la hora de ponernos en forma, ya que es una manera divertida de cuidarnos. En casi todas ellas vamos a trabajar de igual manera el componente cardiovascular y muscular.

 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos