Navegando por la increíble costa de Alicante. Parte 2
7.5.2020
Noticias

Navegando por la increíble costa de Alicante. Parte 2

Volvemos a embarcar de nuevo para seguir nuestro recorrido por la Costa Blanca. Sentiremos el mar, el sol y la brisa tan característica de nuestra provincia mientras surcamos el Mediterráneo

La última vez que nos vimos, disfrutábamos de Altea, y desde allí iniciaremos esta nueva travesía zarpando rumbo a Calpe, cuyo peñón nos da la bienvenida y nos indica que hemos llegado a esta localidad. El Peñón de Ifach, se ha convertido en todo un símbolo de la Comarca. Se trata de un monte de roca caliza de 320 metros de altitud que durante siglos ha ejercido una fuerte atracción sobre el ser humano y las diferentes civilizaciones que han pisado estas tierras. Hoy en día es uno de los parajes más hermosos y fotografiados de la Costa Blanca. 

Otro de los lugares más característicos y que nos muestra la importancia estratégica que tuvo Calpe son Los Baños de la Reina, un yacimiento romano que se compone de unas pequeñas piscinas esculpidas en la roca que dan nombre al yacimiento, y que en su día sirvieron como viveros o criaderos de pescado. A su alrededor, se levantaron viviendas e incluso una noria de agua que abastecía al complejo. También se levantó un conjunto de termas que se conocen como las Termas de la Muntanyeta. Venir a darse un baño es como viajar en el tiempo.

Dejando atrás el Peñón de Ifach nos dirigimos hacia Moraira. Durante el trayecto no nos decidimos si parar el Cala Baladrar o en Cala Fustera para comer. Ambas son perfectas para practicar snorkel y disfrutar de la belleza de las playas de Benissa dominadas por praderas de posidonia que hacen que su fondo marino sea digno de admirar. Finalmente nos decidimos por Cala Fustera y tras una ruta de snorkel por los alrededores, con nuestra auxiliar llegamos a la orilla para poder degustar uno de los arroces que tan bien preparan en Mandala Beach Bar & Restaurant con vistas al mar. Finalmente llegamos hasta Moraira, donde haremos noche fondeados en el El Portet, un lugar ideal para ello debido a que está resguardado de los vientos y hará que pasemos una plácida velada a bordo. ¿Qué mejor que dormir al arrullo de las olas para terminar el día y coger fuerzas para la última jornada de nuestra travesía?

Madrugar para poder ver el amanecer mientras realizamos nuestros ejercicios de relajación en la cubierta del barco es un lujo, por eso no lo desaprovechamos y nos preparamos para zarpar hacia Jávea. lo hacemos a través de un pranayama, un ejercicio de respiración consciente y controlada. Siéntate en cubierta sobre un par de toallas dobladas y coloca tus piernas cruzadas con la espalda recta y las manos en tus rodillas, buscando una postura cómoda. Cierra los ojos y lleva tu atención hacia tu postura, hacia tu pecho observando cómo se mueve con la respiración. Seguidamente lleva la atención hacia tus costillas hasta llegar hacia el abdomen. Intenta que estas 3 partes del cuerpo se muevan fluidas, sin tensión, y con una respiración natural observas cómo se mueven. Inhala 3 veces por la boca y exhalamos por la boca. Tras ellas respiraremos solo por la nariz , haciendo respiraciones de 4, 5 y 6 tiempos. Las repetiremos 6 veces. Tras la última exhalación, activamos nuestro vientre manteniéndolo sin aire dentro durante 5 segundo e inhalamos soltando el aire por la boca. 

Ahora, escoge entre 4,5 o 6 tiempos para realizar 5 respiraciones manteniendo la concentración en la calidad de tu respiración. cuando termines tus 5 vueltas, junta las manos delante del pecho con el esternón abierto y los pulgares pegados a él, conectando las manos con el pecho notando el movimiento de ellas al ritmo de tu respiración. Para finalizar inhala y canta el om al tiempo que exhalas todo el aire. Abre los ojos y disfruta del paisaje.

Con la brisa del mar acariciando nuestra piel llegamos a la costa de Jávea. Esta pequeña población marinera que se encuentra entre el cabo de La Nau y el cabo de Sant Antoni cuenta con una variedad de playas y calas que no te deja indiferente. Desde la Cala Granadella donde encontrarás un fondo marino inigualable pasando por la cala de Ambolo hasta las calas con encanto de El Portichol y La Sardinera. Te proponemos fondear entre la costa del Portichol y la Isla del mismo nombre ya que es un emplazamiento ideal para pasar un buen rato rodeado de aguas cristalinas y belleza exuberante. Es una localización de gran interés botánico y arqueológico y altamente recomendada para la práctica del submarinismo, por lo que no lo dudamos y sacamos nuestro equipo de snorkel para disfrutar de sus fondos. 

Estando en Jávea no podemos dejar de ir al restaurante BonAmb con Tres Soles Repsol (2013, 2015 y 2019) y Dos Estrellas Michelin (2013 y 2016). BonAmb representa toda la tradición e historia gastronómica de la comarca de la Marina Alta. En sus mesas se puede disfrutar no solo de la mejor comida y la bebida, sino también de un inmejorable buen ambiente.

Y para terminar nuestra escapada nada mejor que relajarnos en el Hotel El Rodat. Ubicado en una zona tranquila muy cerca de la Playa del Arenal y de las calas, es un lugar perfecto para desconectar y relajarse, donde destacan la calma, el restaurante de gastronomía mediterránea y un SPA con todo lujo de detalles, todo en un entorno idílico.

Si eres de los que disfruta del deporte, el mar y la vida saludable, la provincia de Alicante cuenta con una costa excepcional en la que encontrarás servicios de calidad para que tu escapada sea perfecta. 

Cuidar de la salud y bienestar de nuestros socios siempre ha sido el objetivo de Cosmopolitan Alicante. Por eso seguimos activos para poder ofrecerte todas las alternativas posibles con nuestras clases virtuales, la app de Trainingym, la plataforma Les Mills On Demand o los consejos, actividades y planes como este.  Porque estamos seguros que pronto volveremos a vernos en Cosmopolitan Alicante.

 

Categoría: 
Noticias