20.11.2017
Noticias

Natación: un deporte completo indicado para niños y adolescentes

Natación infantil

La natación está indicada para personas de todas las edades, es una de las actividades deportivas más completas. Con este deporte se trabajan y ejercitan los músculos, la coordinación motora y el sistema circulatorio y respiratorio. Además contribuye en el desarrollo de la independencia y la autoconfianza del niño y el adolescente. 

Se trata de una actividad muy completa que implica la utilización de todos los grupos musculares. Está especialmente indicado para niños y adolescentes ya que es un ejercicio fundamentalmente aeróbico, con un alto contenido lúdico y que reduce los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. El agua es el espacio físico más completo que existe para el desarrollo de las aptitudes físicas, psíquicas y neurológicas. 

Si a pesar de todas esta ventajas no estás seguro de que este sea el tipo de ejercicio que buscas, a continuación te enumeramos 9 razones por las cuales los niños y adolescentes deberían practicar natación:

- Previene la obesidad en niños. Nadar incrementa el nivel de actividad física, aumentando la cantidad de energía que se quema, lo que hace de este deporte un componente ideal para cualquier programa de control de peso. 

- Ayuda a controlar la tensión arterial, manteniéndola en niveles bajos.

- Reduce el desarrollo de la arteriosclerosis desde la infancia, ya que baja la concentración de colesterol en sangre.

- Disminuye las necesidades de insulina en niños diabéticos. Reduce los niveles de glucosa en sangre debido a que el ejercicio aeróbico produce una mayor sensibilidad a la insulina. 

- Contribuye a aumentar la capacidad de esfuerzo físico en niños, estableciendo una mejor respuesta cardiovascular.

- Nadar es uno de los pocos ejercicios físicos que benefician al cuerpo globalmente ya que potencia la fuerza, la resistencia, la velocidad y la flexibilidad al mismo tiempo.

Todos estos son los beneficios de la natación. Para practicar esta actividad se debe comenzar de forma progresiva e ir aumentando lentamente la duración de las sesiones para evitar sobrecargas musculares y agujetas. Tras la fase inicial, es conveniente practicar al menos en 3 sesiones semanales, con una duración igual o superior a 30 minutos. Por último hay que tener en cuenta que el trabajo deportivo debe adaptarse siempre a la maduración física y psicológica del niño y adolescente. 

Consulta nuestros horarios de natación infantil.

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos