13.1.2017
Noticias

¿En qué consiste llevar un estilo de vida saludable?

¿En qué consiste llevar un estilo de vida saludable?

Es uno de los conceptos de moda que se repiten hasta la saciedad. La idea de llevar un estilo de vida saludable nos gusta a todos, pero los gurús de este tipo de vida hacen que parezca algo inaccesible e inalcanzable para una persona normal. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Cualquiera puede llevar un estilo de vida saludable siguiendo unas sencillas pautas. 

¿En qué consiste llevar un estilo de vida saludable?

La clave principal para llevar un estilo de vida saludable es el compromiso, pero no un compromiso cualquiera sino con uno mismo. A menudo uno de los principales problemas no reside en nuestra propia falta de voluntad sino en las pequeñas concesiones diarias que hacemos por los demás.

Está bien cuidar las relaciones, pero la más importante y la más duradera es la que vas a mantener contigo mismo. Reserva un tiempo fijo cada semana para ti y respeta esas horas con la misma firmeza con la que cumplirías una cita con otra persona.

Este compromiso es más importante de lo que crees. Ya sean horas de gimnasio o de spa, de lectura o de belleza, respetarlas implica que respetas tu tiempo y, por lo tanto, a ti mismo. Al fin y al cabo, el concepto de bienestar hoy en día no sólo aplica al aspecto físico sino que engloba también el bienestar emocional y mental. Es una filosofía de vida.

Como en toda filosofía, hay una parte de acción. Nuestra mente tiene que estar bien pero nuestro cuerpo también. “Mens sana in corpore sano” es un concepto tan antiguo como cierto. Un estilo de vida saludable implica realizar ejercicio moderado varias veces por semana. No hace falta que te machaques varias horas en el gimnasio cada día, pero sí que pongas en marcha tu cuerpo un par de veces por semana como mínimo. Una hora cada vez será suficiente.

La alimentación es otro pilar fundamental. Aún hay quien confunde llevar un estilo de vida saludable con estar a dieta de forma permanente, pero no es cierto. ¿Se puede llevar un estilo de vida saludable comiendo pan? Sí, se puede.

Cuando se trata de alimentación la clave es encontrar el equilibrio entre los diferentes grupos de alimentos y de nutrientes.

Cuando se trata de alimentación la clave es encontrar el equilibrio entre los diferentes grupos de alimentos y de nutrientes. Esto incluye los temidos hidratos de carbono, esos que muchas personas se apresuran a eliminar de su menú cuando se ponen a dieta. Sin embargo, se puede perder peso comiendo hidratos de carbono siguiendo un equilibrio nutricional adecuado. 

Por último, un punto que mucha gente olvida es la hidratación. A menudo no bebemos el agua que necesitamos y eso provoca problemas en nuestro cuerpo como hinchazón, sequedad de la piel o cansancio. El agua es fuente de vida y la necesitamos para funcionar correctamente.

Con prestar un poco de atención a la cantidad que bebemos cada día es más que suficiente para ser saludables. Por lo general, la cantidad recomendada oscila entre los dos y tres litros diarios. Al principio puede ser un poco pesado tener que estar pendientes al agua, pero en cuanto veas el aspecto de tu piel estarás convencido de su utilidad. 

Respétate y valora tu tiempo, haz ejercicio moderado con frecuencia, busca el equilibrio en las comidas e hidrátate bien. Sencillo, ¿verdad? Llevar una vida saludable es más fácil de lo que crees y sus beneficios son impresionantes. Ya lo verás. 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Línea
Personal