14.9.2016
Noticias

¿Empiezas en el gym? Algunos consejos para los primeros días

Consejos para los primeros días de gimnasio

Volver a la rutina puede ser agotador después de las vacaciones. Al aumentar nuestra actividad cotidiana después de un periodo de relax nuestro cuerpo se resiente. No sólo eso, ¡se resiste! Nuestro cuerpo es adicto al confort y cuanta menos actividad le damos menos quiere hacer. 

Esto se debe a que nuestro organismo tiende de forma natural a la conservación de energía para estar preparado para épocas de carestía. Así que sí, cada vez que te apuntas al gimnasio luchas contra milenios de adaptación biológica. Pero no desesperes, tenemos algunos trucos para hacer más llevaderos esos terribles primeros días. 

Consejos para los primeros días de gimnasio

1.- Mentalízate

Suena a pensamiento positivo barato, pero es el primer paso y funciona. Convéncete no de que tienes que ir sino de que quieres ir. Imagina la sala, elige previamente la ropa que te vas a poner o incluso cómprate algo nuevo para que te apetezca estrenarlo (¡y no hagas trampa! No vale estrenarlo antes). ¿Recuerdas esa sensación de cansancio y satisfacción después de una hora de ejercicio? Visualiza el éxito, el bienestar, el triunfo sobre la pereza y así te costará menos levantarte del sofá. 

2.- Elige algo nuevo

Si eres un habitual del gimnasio, quizás lo que más te pese de la vuelta sea repetir las mismas rutinas de siempre. Que sí, que te sientes genial cuando terminas el ejercicio, pero durante te aburres. Afortunadamente, el mundo del fitness ha cambiado muchísimo en los últimos años y hoy en día puedes disfrutar del reto de una actividad nueva cuando quieras. Zumba, pilates, body pump, natación… ¡Combate los kilos y el aburrimiento! 

3.- Calienta primero, estira después

Está en tercer lugar pero debería ir en el primero y en negritas. Y en mayúsculas. Muchas veces se nos olvida que no somos máquinas y que nuestro cuerpo está sometido a mucho esfuerzo cada día y no siempre en las mejores condiciones. El deporte es algo que tenemos que disfrutar con seguridad y con conocimiento, por lo que antes de entrar a la sala recuerda calentar mínimo 5 minutos, incluso en las clases guiadas, en las que el calentamiento suele ir incluido. Elige el calentamiento que mejor te siente y que te permita entrenar con comodidad a ti, no a tu compañero, porque habrá quien necesite reforzar las rodillas mientras que otros dedicarán un tiempo extra al cuello. Antes de salir, estira y vuelve a la calma. Tómate tu tiempo porque es mejor perder unos minutos que tres meses por lesión. Tranquilo, las duchas seguirán ahí cuando acabes. 

4.- ¿Agujetas? Más ejercicio

Cuanto antes te conciencies de que vas a tener agujetas, mejor, porque así no te pillarán de sorpresa. Llegarán, ya sea porque llevas mucho tiempo inactivo o porque has cambiado de actividad, vendrán nuevas y no importa lo experimentado que seas: dolerán igual que la primera vez. Todos hemos escuchado los típicos remedios caseros para las agujetas pero sólo hay uno que funciona: volver a entrenar. Deja como mínimo un día entre medio pero vuelve a la sala. Sólo así conseguirás que se vayan. 

5.- Mejor despacio

Sí, sabemos que tienes ganas de quemar esos kilos de más que saben a helado, a cerveza fría, a vacaciones y felicidad. Sin embargo, es mejor que empieces poco a poco con una rutina con la que te sientas cómodo y puedas mantener sin que te resulte un sacrificio. Esto enlaza con el punto uno y la importancia de la motivación personal: si el primer día te resulta un calvario, el segundo no vas a volver. Recuerda que hacer deporte es algo que haces para sentirte bien, para sentirte mejor y ganar calidad de vida, no para perderla. 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Personal
Ritmo
Servicios
Tono
Trainer