17.2.2017
Noticias

DIVERSIÓN Y DEPORTE EN FAMILIA GRACIAS A LA LUDOTECA

Ludoteca gimnasio

Tener hijos y tiempo para uno mismo es complicado. La conciliación es aún un asunto pendiente para la sociedad que afecta a la calidad de vida de padres e hijos. Parece que la única forma de ser padre es renunciando a ser uno mismo, pero eso no es necesariamente así. La ludoteca de nuestro gimnasio te permite seguir disfrutando de tu tiempo libre mientras que tu hijo se divierte y aprende en la mejor compañía. 

Al frente de la ludoteca se encuentra Andrea Sanz, experta en educación infantil. “Cada semana elaboramos un programa de actividades clasificadas por edades para que todos los niños que vengan a pasar la tarde con nosotros se diviertan”, explica.

Su método de trabajo se basa en la didáctica y en la creatividad. “Elegimos un tema nuevo cada semana, relacionado con aspectos de la vida cotidiana. Por ejemplo, recientemente hemos trabajado sobre el invierno y los niños han hecho manualidades de pingüinos y copos de nieve”.

Andrea Sanz - Su método de trabajo se basa en la didáctica y en la creatividad

Esta maestra de Educación Infantil disfruta organizando talleres y actividades para sus alumnos. “Nunca repetimos actividades”, nos cuenta. “Además, hacemos mucho hincapié en la concienciación medioambiental. Todos los materiales que utilizamos son reciclados del propio gimnasio, porque la mejor forma de enseñar algo es siempre con el propio ejemplo que damos los adultos”.

Predicar con el ejemplo es también la base con la que se crea la ludoteca. Un niño acostumbrado a ver que sus padres dedican un tiempo cada semana al cuidado y bienestar personal crecerá asumiendo el hábito del deporte como algo normal y deseable.

Los talleres sirven para algo más que distraer a los niños mientras los padres hacen deporte, van a la peluquería o al spa. “Especialmente con los más pequeños trabajamos la psicomotricidad”, explica, “es decir, la coordinación de movimientos. Como es mi área de especialidad profesional, me encanta trabajar con ellos y ayudarles a desarrollarse mientras juegan, potenciando las habilidades básicas de los pequeños”. 

Los hábitos de higiene son también uno de los aspectos que Andrea trabaja a conciencia en sus programas. “Es un tema que ellos también trabajan en el colegio, así que me gusta reforzar las áreas de trabajo que sé que están viendo en la escuela. Además, estos hábitos si se aprenden bien se mantienen toda la vida”. 

Los talleres de la ludoteca acogen a niños de 4 a 12 años, un rango bastante amplio de edad. “Los mayores suelen dedicarse a hacer manualidades útiles, como las pulseras que hicimos en un taller la semana pasada, mientras los más pequeños prefieren jugar”. La sociabilización entre las diferentes edades, siempre supervisada por Andrea, favorece el normal desarrollo de los niños.

Los talleres de la ludoteca acogen a niños de 4 a 12 años, un rango bastante amplio de edad

La ludoteca del gimnasio también recibe una vez por la semana la visita del cuentacuentos, que desarrolla historias relacionadas con la temática de la semana. “Nuestra idea es explorar el tema que estamos trabajando desde diferentes áreas, aportando así unidad y al mismo tiempo variedad e innovación”.

Las actividades de la ludoteca suelen tener gran éxito con los más pequeños. “De vez en cuando siempre viene algún peque que no quiere quedarse, pero eso es sólo al principio. ¡Luego lloran porque no se quieren ir!”, cuenta Andrea, orgullosa de la relación de confianza que los niños desarrollan con ella. “Ellos son felices aquí y los padres están tranquilos porque sus hijos son felices, así que yo también”. 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Servicios