21.12.2016
Noticias

Consejos depurativos para después de una comida copiosa

Consejos depurativos para después de una comida copiosa

Navidad es sinónimo de fiesta, de comidas copiosas y abundantes, y de buenos ratos con la familia y los amigos. Es época de dulces y platos muy elaborados que el resto del año no tenemos oportunidad de disfrutar, por lo que solemos caer en la tentación mucho más de lo que nos gustaría.

Los excesos que cometemos durante estas fiestas pueden pasarnos factura incluso meses después si no tenemos cuidado. Sin embargo, resulta difícil negarse un capricho cuando viene recubierto de miel y almendras.

Para poder sobrevivir a las fiestas sin llegar a enero con miedo a la báscula, la clave está en alternar las comilonas con una alimentación saludable los días que no tenemos una comida de fiesta. 

Consejos depurativos para después de una comida copiosa

Existen una serie de alimentos que nos ayudan a depurar nuestro organismo y a eliminar todo lo que sobra después de una gran comilona navideña. La manzana y la piña, dos clásicos de la comida saludable, se suman a la papaya como frutas estrellas para eliminar toxinas y residuos.

Los alimentos diuréticos también te ayudarán a eliminar toxinas y líquidos. Aparte de la piña que ya hemos señalado, beber en ayunas un vaso de agua tibia con limón además de ser diurético ayuda a reactivar el organismo.

Tampoco podemos olvidarnos del tomate, un gran antioxidante fácil y rico de tomar, que ayuda a equilibrar los niveles de azúcar del organismo, ideal si bebes alcohol.

Los batidos verdes para desayunar entre fiestas son una genial idea. No sólo te ayudarán a combatir la sensación de pesadez, sino que además contienen todos los nutrientes necesarios sin grasas ni calorías inútiles. Combínalos con un picoteo saludable de media mañana, como por ejemplo una pieza de fruta, un yogur desnatado o una tortita de arroz, para que no te falte de nada y la sensación de saciedad te dure hasta el almuerzo.

Las ensaladas y las cremas de verdura constituyen un buen recurso para almuerzos y cenas saludables los días que no toca comilona. Abre tu mente y sal de la lechuga y los brotes de bolsa. Las ensaladas de quinoa también son ricas en nutrientes y bajas en calorías. Además, tienen un gran poder saciante por lo que no creas que te vas a quedar con el estómago vacío.

En cuanto a verduras, los espárragos, las alcachofas, la berenjena y el calabacín destacan por sus cualidades detox y por servir para hacer unas cremas de verduras riquísimas y muy fáciles de cocinar.

No podemos olvidarnos del más importante de todos los consejos: beber mucha agua.

No podemos olvidarnos del más importante de todos los consejos: beber mucha agua. Sin una hidratación adecuada nada de lo demás tiene sentido. Beber 2 litros de agua diarios como mínimo es importante para ayudar al organismo a funcionar correctamente y eliminar las toxinas y los excedentes que necesita desechar.

Terminado el Roscón de Reyes, seguir durante varios días una dieta un poco más ligera de lo habitual es una buena forma de resetearnos antes de volver a nuestra dieta habitual. Eso sí, un poco más ligera no quiere decir ayuno, ni tampoco los famosos días de todo fruta que se pusieron de moda hace unos años.

Los nutricionistas desaconsejan estos cambios bruscos en la alimentación porque no es bueno para la salud y sólo consiguen producir el temido efecto rebote: ante la privación, tu cuerpo reaccionará acumulando todas las grasas que encuentre.

La idea es eliminar pronto los excesos de las fiestas para volver cuanto antes a nuestra dieta y a nuestro programa de ejercicios habitual. La clave es mantener una dieta hipocalórica sólo el tiempo suficiente para recuperar nuestra forma física. Porque siempre en el equilibrio está la virtud.

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Línea
Servicios