8.4.2016
Noticias

Cómo incorporar la proteína de suero a nuestro entrenamiento

El mundo de los complementos alimenticios dentro del fitness es rico y variado. Existen multitud de productos a nuestra disposición para lograr sacar el mejor partido a nuestro entrenamiento. Hoy hablamos de uno de los más versátiles y populares últimamente: la proteína de suero lácteo.

Partamos de la base de que no hay recetas mágicas para conseguir nuestros objetivos. Nuestra rutina de fitness tiene que ir acompañada de una dieta equilibrada para que podamos obtener los resultados que queremos.

No hay atajos o, por lo menos, no hay atajos saludables. La paciencia y la perseverancia son las dos grandes herramientas con las que tenemos que contar en el camino del bienestar físico, ya busquemos perder peso o musculación.

Sin embargo, sí hay apoyos. El camino hacia el cuerpo que deseamos no tiene por qué ser un valle de lágrimas. Gracias a la gran variedad de actividades disponibles hoy en día es posible elegir aquella que vaya más acorde con nuestras preferencias.

Lo mismo ocurre con las dietas. Elige la que se adapta a ti y a tu forma de vida para que la transición hacia ese nuevo tú sea natural.

Además, productos complementarios como la proteína de suero lácteo están ahí para ayudarte a alcanzar tus metas de la mejor manera posible.

La proteína de suero lácteo es un líquido que se obtiene en el proceso de fabricación del queso.

En el mundo del fitness se utiliza para ganar músculo y acelerar el proceso de pérdida de peso.

Actualmente puedes encontrar tres tipos en el mercado: el concentrado de proteína (más graso pero más natural), el aislado de proteína (con menos grasa que el anterior, pero también más caro) y las proteínas hidrolizadas (de más rápida absorción pero de un precio superior a los anteriores).

Puedes tomar las proteínas de muchas formas diferentes, aunque una de las más populares es integrarlas en batidos. Así, no sólo son más fáciles de ingerir sino que puedes llevarlas contigo a la oficina o a cualquier lugar donde sepas que mantener tu dieta va a suponer una dificultad extra en tu vida.

Los expertos recomiendan tomarlas después de entrenar aunque puedes adaptarlo a tu rutina. Tomar un batido después de entrenar ayuda a tu organismo a reponer la energía quemada pero de la forma en que tú quieres, es decir, sin reponer grasas y ayudando al desarrollo de la masa muscular.

También es posible tomar los batidos de proteínas como forma alternativa de tomar un desayuno completo y saludable, aunque no recomendable utilizarlo como sustituto de las comidas todos los días. Una buena opción es distribuirlo entre horas, así eliminas la tentación de picar alguna chuchería y cal mismo tiempo consigues sensación de saciedad.

Tomadas antes de entrenar, las proteínas consiguen que el cuerpo esté en su mejor disposición para hacer frente al ejercicio porque tiene la energía que necesita a mano. El riesgo de lesión disminuye de esta forma.

La misión de los complementos alimenticios como la proteína de suero lácteo es, como su propio nombre indica, complementar. El principal aporte de proteínas debe venir siempre de tu alimentación, por eso una dieta específica para ti y tus objetivos es imprescindible.

Una alimentación rica y variada no sólo te ayudará a perder peso y ganar músculo sino que los beneficios para tu salud están garantizados. La guía de un buen nutricionista deportivo te ayudará a cuadrar tu programa de comidas y a incluir los complementos de forma saludable y óptima. 

Bien utilizada, la proteína de suero lácteo es un complemento perfecto para tu rutina de fitness. Con sentido común es el apoyo que necesitas para obtener el mejor rendimiento de tu trabajo en la sala.

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Línea
Personal
Trainer