16.11.2016
Noticias

CAMBIA TU VIDA EN DOS HORAS Y MEDIA

cambiar tu vida con poco ejercicio

Es lo de siempre. “No tengo tiempo”, “mañana me pongo”, “es que tan poco tiempo no va a servir para nada y para esto mejor no hago nada”. Pero resulta que lo de siempre es mentira y sí que puedes cambiar tu vida con muy poco ejercicio a la semana. ¿Quieres saber cómo es posible? 

Sí que puedes cambiar tu vida con muy poco ejercicio a la semana

150 minutos de ejercicio a la semana es el tiempo que estipuló la OMS, la Organización Mundial de la Salud, como básico para cambiar o mejorar tus vida. Así dicho puede parecer mucho (¡150 minutazos!), pero no deja de ser dos horas y media a la semana de ejercicio.

Parece demasiado fácil para ser real, ¿verdad? Y sin embargo, lo es. Dos horas y media es un tiempo fácil de ubicar en cualquier agenda, fraccionado en tandas de media hora, tres cuartos u hora y cuarto, según la disponibilidad de cada uno y el programa de ejercicios que te ayude a diseñar tu monitor.

Desde Cosmopolitan queremos ayudarte a dar un giro a tu vida y conseguir tus objetivos y por eso vamos a orientarte sobre cómo combinar estos 150 minutos de forma que obtengas lo que necesitas sin renunciar a nada en tu agenda.

La clave de este planteamiento es el ejercicio moderado. 

El trabajo de cardio será la piedra angular de esta forma de entender el fitness. Al fin y al cabo, es el tipo de actividad más útil y completa para el común de los mortales. 

El ejercicio cardiovascular mejora la resistencia general, la capacidad pulmonar, el corazón y la circulación. No hace falta que salgas a hacer una carrera, un poco de elíptica, de bici o de cinta de correr bastan para cumplir la cuota.

Ahora bien, estas rutinas tan clásicas pueden resultar aburridas para el usuario normal del gimnasio. Aprender a combinarlas con actividades más entretenidas es clave para el punto en el que muchos suelen fracasar: la constancia.

Según el estudio realizado por la OMS, basta con 150 minutos de ejercicio moderado a la semana para mantener una vida saludable. Otra opción es realizar 75 minutos de un ejercicio vigoroso, aunque esto dependerá de tus capacidades de partida.

Si duplicamos estos tiempos, los beneficios para tu salud serán aún mayores pero no te asustes: es mejor empezar suave que rendirse a la primera de cambio.

Para que el ejercicio sea efectivo es importante que el ejercicio aeróbico dure más de 10 minutos consecutivos.

Además, la OMS recomienda alternar la actividad aeróbica con ejercicios anaeróbicos destinados al fortalecimiento muscular.

De esta forma, tus músculos mantendrán un aspecto saludables y estarán definidos, que no marcados. Para continuar el trabajo muscular será necesario aumentar el número de series, la frecuencia de repetición y el peso con el que se realizan las sesiones, aunque con un kilo suele ser suficiente cuando el objetivo simplemente definir.

150 minutos a la semana apenas supone tiempo y los increíbles beneficios para nuestro organismo y nuestra calidad de vida hacen que merezca la pena el esfuerzo.

Los cambios también se notarán en el humor. La práctica de ejercicio regular mejora el estado de ánimo general gracias al aumento en la producción de endorfinas. Vivirás mejor y te sentirás más feliz al hacer ejercicio, ¡y sin necesidad de machacarte! Incluso treinta minutos de paseo diario podrían cumplir esta función de acondicionamiento básico. 

Mejorar tu condición física con el ejercicio también mejora tus defensas y la fuerza de tu sistema inmunitario, así que tenlo presente ahora que el frío y la gripe han vuelto con fuerza a nuestras vidas. ¿A qué esperas? 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Servicios