26.9.2016
Noticias

Beneficios que la natación aporta a nuestros hijos

Beneficios natación a nuestros hijos

La natación es una de las actividades extraescolares estrella de toda la vida. Muchos de nosotros la practicamos en el colegio cuando éramos pequeños y por eso es ahora la primera opción cuando se trata de nuestros propios hijos. 

Natación: ejercicio saludable de bajo impacto

La natación es un ejercicio saludable de bajo impacto que tiene multitud de beneficios tanto físicos como mentales. No sólo se trata de un gran ejercicio cardiovascular sino que además es un entrenamiento perfecto para trabajar todos los grupos musculares, especialmente la espalda y los hombros. 

Uno de los aspectos más importantes que desarrolla la natación como deporte es su capacidad para trabajar a la vez fuerza y coordinación. Los músculos se desarrollan al mismo tiempo que los niños tienen que prestar atención a la coordinación mano-pie para poder avanzar en el agua, resultando un equilibrio perfecto cuerpo-mente.

Además, al realizarse flotando en el agua el riesgo de lesión para los niños es mínimo al igual que la sobrecarga para sus articulaciones y ligamentos. En edades de crecimiento esto es muy importante para favorecer un desarrollo correcto de la musculatura y de la estructura ósea.

La natación al realizarse flotando en el agua hace que el riesgo de lesión para los niños sea mínimo, al igual que la sobrecarga para sus articulaciones y ligamentos

La natación en edades de crecimiento esto es muy importante para favorecer un desarrollo correcto de la musculatura y de la estructura ósea  

La natación es un deporte que permite su trabajo de forma individual o por equipos. Ya sea estableciendo las propias marcas del niño dentro de su grupo o consigo mismo, o compitiendo en pruebas oficiales contra otros niños de su rango de edad, la experiencia de la competición ayuda a moldear el carácter de forma positiva, tanto en la victoria como en la derrota.

La natación permite desarrollar uno de los aspectos más positivos del deporte, el afán de superación personal

Este punto es muy importante porque permite desarrollar uno de los aspectos más positivos del deporte: el afán de superación personal. Con la ayuda de su entrenador podrá mejorar sus marcas, atreverse a realizar retos que nunca creyó que sería capaz de superar y progresar día a día para alcanzar nuevas metas. Por modestos que puedan parecer estos objetivos a los ojos de un adulto, para los niños son una de las mejores formas de adquirir hábitos saludables mientras desarrollan una autoestima sana que les permita enfrentarse a los retos de su vida adulta cuando sean mayores.

El ejercicio regular y moderado ayuda a prevenir la obesidad infantil, un problema creciente en nuestros días. La tendencia al sedentarismo tanto en el colegio como en casa, donde la mayor parte de las aficiones de nuestros hijos pasan por una pantalla, y las malas pautas alimentarias están contribuyendo al auge de problemas de sobrepeso en niños.

Aunque todos los niños tienen derecho a ser aceptados tal y como son, no es menos cierto que sobrecargar su organismo con grasa perjudica su salud y su desarrollo físico. Las articulaciones suelen ser las grandes perjudicadas junto con los ligamentos, además de la estructura ósea, es decir, el esqueleto que habrá de sostenerles durante toda su vida. En el agua los pequeños podrán quemar ese exceso de peso sin el perjuicio del impacto directo gracias a la flotabilidad del agua.

El ejercicio regular y moderado ayuda a prevenir la obesidad infantil

Además, ¡es divertido! Es imposible conseguir que un niño haga ejercicio si no está entretenido y en ese sentido la piscina es garantía de diversión segura. Mantener a nuestros hijos enganchados al deporte a través de la diversión será lo que determine el éxito de nuestra elección de las actividades de la temporada. En al agua los pequeños aprenden mientras juegan y se relacionan con otros niños de su mismo rango de edad, por lo que serán ellos quienes directamente nos pidan volver cada tarde.

Por último, aprender a nada es siempre en última instancia una cuestión de seguridad. El riesgo de ahogamiento en el mar y en la piscina existe siempre, por lo que es nuestra responsabilidad como padres enseñar a nuestros hijos la habilidad básica que necesitan. 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Servicios