23.7.2015
Eventos

Beneficios de nuestras clases de BodyCombat

El Body combat es un ejercicio de cardio  inspirado en las artes marciales y en muchas disciplinas como son el tai chi, el muay thai, el karate,  el taekwondo, el Kick boxing  y el boxeo. Con una música enérgica y unos instructores en los que te basas para hacer los movimientos, golpes, patadas y katas siguiendo las indicaciones del técnico, mientras quemas calorías y mejoras tu nivel cardiovascular. Cada tres meses, al igual que las otras modalidades de Les Mills, sale una nueva clase con coreografías y música distintas.

Entre los múltiples beneficios del Body combat podemos encontrar los siguientes:

  • Mejora el funcionamiento cardiorrespiratorio y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora la salud de tus huesos y su densidad.
  • Quema de calorías elevada.
  • Mejora la confianza en ti mismo.
  • Tonifica y moldea los grupos de músculos claves.
  • Mejora de la coordinación y de la agilidad.
  • Mejora la postura, la fuerza y la estabilidad.

Cada sesión de Body combat tiene una duración de 50 a 60 minutos y contienen 10 tracks en los que el primero y el último sirven de calentamiento y estiramientos respectivamente. Para no sufrir lesiones ni durante ni después de la clase.

En los tracks intermedios, intervienen una serie de movimientos que mejoran la coordinación. cualidad que no siempre se trabaja en el resto de las clases colectivas. Los distintos tipos de patadas (frontales, laterales, traseras y con salto…) tonifican el tren inferior a la vez que nos hacen más ágiles y funcionales.

El trabajo de la parte central del cuerpo es muy intenso en una clase de Body Combat. Muchos de los movimientos exigen un buen nivel de equilibrio, que parte siempre de nuestra zona central. Además, la fuerza que imprimimos a los golpes sale siempre de nuestra zona abdominal.

Si buscas un entrenamiento que consiga una verdadera quema de grasa, ésta es posiblemente una de las mejores opciones. El trabajo principal es aeróbico de alta intensidad, de modo que una clase de esta disciplina nos ayuda a quemar grasas sin dejar atrás el músculo conseguido y no perdiéndolo. Se suelen quemar una media de  700 calorías aproximadamente en una sesión y equivale a unos 1700 abdominales.

Hemos de admitir que el Body Combat nos parece una de las opciones que  más nos divierten y que más nos enganchan a la hora de entrenar en el gimnasio. Combinándolo con otras clases como Body Pump, entrenamiento en sala y trabajo cardiovascular podemos obtener muy buenos resultados.

Categoría: 
Eventos