29.5.2017
Noticias

4 PODEROSAS RAZONES PARA NO DEJAR EL GYM ESTE VERANO

no dejar el gym en verano

Llega el calor y las salas de gimnasio de todo el país se vacían. Grave error. Puede que después de todo un año entrenando saltarse un par de meses no parezca una gran tragedia, sin embargo, esta perezosa pausa en el entrenamiento puede echar por tierra el esfuerzo de toda la temporada.

Hemos vencido a la pereza día tras día. Hemos esquivado la tentación de la mantita y el sofá incluso en las tardes más frías del invierno, pero aquí estamos, acercándonos peligrosamente al mes de junio y sintiendo cada día un poco más pesada la visita diaria al gimnasio.

No es casualidad. El calor nos aletarga porque nuestro cuerpo quiere bajar el nivel de actividad para mantener la temperatura corporal interna estable. Sólo los más adictos al fitness superan la prueba del verano con nota pero, ¿qué pasa con los demás? ¿Cómo repercute este abandono a nuestro programa?

Descansar no significa no hacer nada. Somos firmes defensores del descanso activo y de la necesidad de ocupar el tiempo de ocio con actividades que aporten algo más a nuestras vidas, que nos enriquezcan como personas y nos ayuden a mantener una vida más plena y satisfactoria.

Sabemos bien que en verano no apetece mucho coger la bolsa de deporte y venir al gym, por eso hemos querido elaborar esta pequeña guía con razones MUY convincentes para que sigas viniendo con nosotros.

Razones para no dejar el Gimnasio en Verano

Cosmopolitan Alicante 

 

1.- Porque has trabajado muy duro todo el año

Entendemos la tentación, pero sabemos de primera mano el esfuerzo que has realizado todos estos meses para ponerte en forma. ¿Sabías que el cuerpo empieza a acusar la ausencia de ejercicio apenas 2 semanas después de dejarlo? Nosotros sí, y por eso también sabemos que luego volver en septiembre se hace muy cuesta arriba.

Mantener cierto nivel de actividad deportiva durante el verano, aunque sea menos intenso que en invierno, te servirá para no perder la forma física por la que tanto has luchado. Recuerda, ¡lo haces por ti!

 

2.- Porque en verano tendemos a comer peor

Es cierto que en verano tenemos a nuestra disposición algunas de las frutas más ricas de todo el año. La fruta propia de esta temporada es dulce y fresca, cierto, pero también es cierto que es la época del año en la que más solemos salir a comer fuera. Y ya sabemos lo que conlleva comer fuera: más grasas y peor alimentación.

  

3.- Porque en verano desciende la asistencia al gimnasio y podrás disfrutar mucho más de las instalaciones y las clases

Entrenar acompañado está muy bien, pero aprovechar el espacio y el tiempo de los monitores para perfeccionar tu entrenamiento está mucho mejor. Es una realidad que la asistencia al gimnasio desciende los meses de verano (a pesar de nuestras buenas intenciones). Sin embargo, eso tiene una consecuencia positiva para nuestros socios: las salas están más libres y la atención de nuestros monitores es toda para ti.

 

4.-Porque en verano hacemos muchas actividades pero no hacemos ejercicio

Salimos más, vamos a la playa, jugamos en la piscina, quizá incluso cogemos un poco la bici… Pero se trata de actividades puntuales que no tienen ni la constancia ni la dirección del ejercicio programado. Son actividades muy divertidas, sí, pero deben ser el complemento a un ejercicio meditado que trabaje todos y cada uno de los principales grupos musculares.

 

Los argumentos para dejar el gimnasio en verano son poderosos, pero creemos que los que te ofrecemos a favor de continuar también lo son. El deporte es para nosotros, al fin y al cabo, una forma de entender el bienestar y de entender la vida. 

Categoría: 
Noticias
Etiquetas: 
Consejos
Servicios
Trainer